Cómo mejorar la economía con acciones ecológicas

Mejorar la economía con acciones ecológicas no sólo es posible, sino que puede ser la solución más adecuada para impulsar una economía cada vez más desgastada.

La sociedad ya está sensibilizada acerca de la necesidad de cuidar el medio ambiente y si desde la administración se contribuye a impulsar este sector mediante acciones ecológicas que ayuden a mejorar la economía, construiremos una sociedad mejor y con mayor calidad de vida.

Una de estas acciones ecológicas para mejorar la economía pasa por apostar por los medios de transporte ecológicos. Los coches eléctricos pueden ser el sustituto ideal a los automóviles actuales si los gobiernos deciden tomar medidas para incentivar su adquisición mediante ayudas o subvenciones parciales. De esta forma, las gasolineras se transformarían en sitios de recarga eléctrica y la mayoría de los países dejarían de depender de un gas tan caro como es el petróleo, mientras que los ciudadanos de a pie, ahorrarían en combustible.

Otra de las acciones ecológicas para mejorar la economía es impulsar las zonas agrarias que están despareciendo para conseguir que vuelven a ser lo que eran antes y que los países desarrollados puedan ser autosuficientes desde el punto de vista alimentario. Se aumentarían los puestos de trabajos y se reducirían las exportaciones.

Por otra parte, se puede incluir el coste energético de las casas en su valoración de mercado, reactivar  las ayudas a la eficiencia energética para apoyar la rehabilitación (antes España era  el segundo país de la UE que daba más ayudas, ahora es uno de los últimos), así como establecer un IVA reducido para los biocombustibles sólidos y las calderas de biomasa.

Este tipo de calderas que emplean combustibles sólidos están siendo ya muy utilizadas en otros países de Europa y pueden ser un foco para la creación de empleo.

También, se pueden crear bancos de hábitats para financiar proyectos de conservación, de forma que por cada hectárea o unidad afectada el agente económico obligado a la compensación tenga que financiar la recuperación de al menos la misma cantidad en otro espacio, o impulsar la gestión de los bosques a través tanto de empresas privadas como de   administraciones para gestionar montes públicos, para generar empleo local y reducir el riesgo de incendios.

Y por supuesto, ofrecer más facilidades para aquellos particulares que produzcan su propia energía con medios renovables como las placas fotovoltaicas u otros sistemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*