Capta las mejores imágenes de tu viaje, dentro y fuera del agua

Siempre he querido que mis sobrinos se interesen por el océano y hasta por la biología marina. Pero ellos parecen tenerle demasiado miedo al mar, tal vez por todas las películas que han visto. Por eso quiero hacerles un pequeño documental con mis vivencias de buceo para que vean lo bien que se lo pasa su tío bajo la superficie del mar. Nada mejor para esto que las camaras acuaticas sumergibles, esas que ahora mismo se pueden conseguir fácilmente porque la tecnología está al alcance de todos.

En las tiendas online especializadas en la tecnología para cine y audiovisual hay muchísimos modelos de cámaras de este tipo. Los precios de estos equipos varían en dependencia de lo profesionales que sean y de las marcas, por supuesto. De acuerdo con el presupuesto que hayamos destinado a este equipo debemos conseguir una que se adecue a nuestros propósitos.

Un requisito para tener en cuenta a la hora de adquirir una cámara acuática es la profundidad a la que se pueden sumergir. En dependencia de este factor sabremos qué podemos hacer con ella y qué no. Pero como yo no soy cineasta tampoco estoy buscando la más sofisticada. Con una simple me conformo.